fbpx
Cuéntame más
Nacional

“Pacto de Sangre”: La muerte de Josefa tomó 11 horas de filmación

Este martes se vivió un capítulo de alto impacto en Pacto de Sangre, debido a la terrible muerte de Josefa tras dar a luz a su hija.

El hecho ocurrió luego que Benjamín la dejara morir desangrada mientras le contaba la verdad sobre la muerte de Daniela Solís.

Leer También: Loreto Aravena revela como quedó su rostro tras ‘golpiza’ de Marco en “Pacto de Sangre”

Con el hashtag #ImpactoDeSangre, que se convirtió en Trendic Topic nacional, cientos de personas comentaron la sangre fría del doctor.

Esto, porque la confesión de Benjamín fue sólo una estrategia para acelerar el ritmo cardiaco de Josefa y así acelerar su muerte.

Sin embargo, la profesora luchó hasta el final, y ocupó sus fuerzas para dedicarle sus últimas palabras a Trinidad: “Asesina”.

Detrás de cámaras

Para grabar una escena con esta magnitud, tanto guinistas como el equipo de filmación, se necesitó de ayuda de profesionales. En este caso, el asesoramiento de una matrona.

“Le fui explicando al equipo qué ocurría durante el proceso de un shock hipovolémico post parto (pérdida grave de sangre), a Loreto cómo se ve y se siente una paciente con este diagnóstico y a la gente de maquillaje los síntomas como la palidez y la sudoración para que resultara lo más real posible”, explicó Claudia Pinto a Las Últimas Noticias, especialista que participó en la grabación.

Además, de acuerdo a Loreto Aravena en entrevista al mismo medio, la grabación tomó 11 horas. Debido a la tensión de la escena, personas del equipo debieron ser retiradas por crisis de pánico.

“Es terrible actuar de muerta, no te puede pasar nada, tratar de respirar muy abajo, además de no moverse, es toda una técnica. Es primera vez que muero en una teleserie (…) Cuando leímos las escenas de los golpes y estas de la muerte, mis compañeros se acercaban y me decían ‘que heavy te toca’”, comentó Loreto en una entrevista con La Cuarta.

Por último, Álvaro Espinoza, el actor tras “Benjamín”, reveló que esto marca un antes y un después en la trama. “La escena fue bien fuerte en términos dramáticos y como actores siempre es más fácil interpretar a alguien que mata que a alguien que muere (…) De ahora en adelante el desenlace es inexorable, será una cadena de hechos, porque finalmente todos van detrás de lo mismo”, concluyó.

 

 

Temas relacionados