fbpx
Cuéntame más
Series

“House of Cards”: Solo pedíamos un poco más

Desde que el equipo de Netflix anunció el regreso de Claire Underwood para cerrar el ciclo de “House of Cards”, todos teníamos una serie de expectativas. Sin embargo, más de uno y una quedó con gusto a nada.

Primero, aclarar que sin duda, había que darle un cierre a una de las series de política más vistas del último tiempo. Y además, recordemos que la misma Robin Wright fue quien impulsó a que se hiciera una última temporada para evitar el despido de un gran equipo de trabajo detrás.

Por lo tanto, eso ya nos daba una pista de hacia dónde podía ir la S06: un rumbo mucho más feminista.

DESDE ACÁ LES DEJO LA ADVERTENCIA: ¡SPOILERS!

¿Les pasa que cuando retoman una serie luego de mucho tiempo, agradecen que Netflix les haga un mini resumen? Bueno, esta vez sentí que el resumen no me sirvió de mucho y que me costó enchufarme con lo que era la nueva temporada.

Ver también: Trailer oficial de House of Cards – Última temporada

Algo que sí debo destacar es lo rápido que decidieron pasar la muerte de Frank Underwood y construir de inmediato una nueva historia alrededor de ese hito. Lo impensado: Que Clair estaba embarazada.

Pero… ¿Miss Underwood realmente estaría esperando un hijo de su esposo? Nunca lo sabremos, pero sí lo encontré genial para darle algo más de movimiento a la temporada que se basa en la premisa de “siempre hay alguien intentando controlarnos”. Y debo decir que acá viene mi dato freak-político-nerd: Me acordé mucho del libro “Bachelet en tierra de hombres” de Patricia Pollitzer (livianito y rápido de leer, con algunos detalles sobre esta “necesidad” de control sobre las mujeres con poder”.

Volviendo a la Presidenta HALE -bien jugado, guionistas-, nos encontramos con esta constante rencilla entre ella y los Sheppard que buscan beneficios a través de la aprobación de ciertas leyes. Jumbitos al problema que se da en el E02 sobre la emergencia química… (¿Alguien se acordó de algo viendo eso? Mmm… )

Sin embargo, el “tira y afloja” entre ellos se vuelve algo monótono hasta que Doug Stamper vuelve a aparecer en escena y pensamos que matará a mucha más gente (porque cuatro muertes en el capítulo no fueron suficientes, ok).

Pero… ¿Terminar con eso de que Underwood le había dejado todo a su fiel discípulo, quien estaba despechado y necesitaba sacar a la Presidenta del camino, era buen final?

¿Queríamos que Doug “descansara en paz”? ¿Que terminara con el poder en sus manos? No sé cómo lo habrán visto ustedes, pero el cierre me tomó por sorpresa por un solo factor: nunca revisé cuántos capítulos eran, por lo que cuando Stamper cae en manos de Clair Hair, esperaba más.

Sí, quedé con cuello, y de la peor forma posible.

Temas relacionados